La mía sombra

sombra

Le abrazaba y me llenaba. Acordamos permanecer inseparables para siempre. Pero un día la perdí de vista, al doblar la esquina. Desde entonces jamás ha vuelto a salir el sol.
Vagando por las callejuelas de la perdición tampoco tiene vida propia, la mía sombra.

Anuncios

Acerca de Beatriz CE

Escritora de relatos, cuentos, micropoemas. (Zaragoza, ES)
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.