Estrategia

piezas de ajedrez

Tras un paseo por el subterráneo de mis ensueños, me abandonas ante el tablero de ajedrez como a una reina. Me arrepiento de haberte hecho jaque-mate. Pero eso será mucho más tarde. Antes debo deshacerme del resto de piezas que pretenden conquistarme. Y menudas piezas, rey. Cuando despertemos te enseñaré las reglas que rigen mi juego. Sé que el tiempo invertido en ti merecerá la pena, porque el tic-tac de nuestros corazones latiendo al unísono marcará el ritmo de la siguiente partida.

Anuncios

Acerca de Beatriz CE

Escritora de relatos, cuentos, micropoemas. (Zaragoza, ES)
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.