La sal del invierno

lasaldelinvierno

Se viste de nieve para mimetizarse con el lechoso paisaje hasta que el sol del membrillo derrita la tristeza invernal, pero la deseada invisibilidad no surtirá efecto porque ha dejado un cabo suelto; sus ojos vestidos de mar.

Imagen: Tokujin Yoshioka
Anuncios

Acerca de Beatriz CE

Escritora de relatos, cuentos, micropoemas. (Zaragoza, ES)
Esta entrada fue publicada en Microcuentos. Guarda el enlace permanente.