Lamala

ValeriaLamala.

La estrella de la gran pantalla Valeria Lamala, nombre artístico de Sara Abad, poseía características que la hacían única: unos ojos azules que iluminaban las estancias como faros, su espesa melena dorada semejante al cabello de ángel, la grácil forma de andar “más que pisar el suelo, levita”, el lunar de quita y pon que lucía en la comisura de la boca, su peculiar voz, crujiente como un campo de cristales, de naturaleza exuberante, la piel casi transparente, que le confería una belleza etérea. A sus treinta y ocho años aparentaba ser una veinteañera.

“¿De dónde es usted, señorita Lamala?”, era la primera pregunta que se le hacía en las entrevistas por deseo expreso de la artista. “Soy de donde nace la genialidad”, respondía siempre ella. Entonces hacía un burbujeo con la garganta parecido al sonido del agua en ebullición y estallaba en risas.

La camaleónica Valeria Lamala encarnaba en el cine a la luchadora Erin Brokovich , la pasional Bridget Jones o la dulce Mary Poppins con maestría, pero el papel que la encumbró fue sin duda el de Blanche Dubois en el remake de la película Un tranvía llamado deseo. “Con su carisma y poderosa presencia hace suya a Blanche”, “un papel que parece haberse escrito para ella”, “se consagra como la mejor actriz del siglo XX”, aseguraban las críticas.

Fue sencillo y doloroso a la vez representar ante la cámara a una desequilibrada como Blanche Dubois. En la vida real Valeria era una mujer frustrada, insegura y neurótica como su personaje. Las dos tenían problemas de alcoholismo y una enfermiza preocupación por la decadencia de su belleza y sufrieron abusos que las traumatizó para siempre. Con los años su ilusión por enamorarse se hizo pedazos. La súbita retirada de Lamala en el punto álgido de su carrera fue inexplicable para el público que la adoraba. La verdad es que a causa de un colapso nervioso fue recluida en una institución mental en la que permaneció hasta el fin de sus días. Las malas lenguas dicen que se suicidó.

Imagen: Vivian Maier
Anuncios

Acerca de Beatriz CE

Escritora de relatos, cuentos, micropoemas. (Zaragoza, ES)
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.